Entradas

¡Hola!

Hoy os traigo un post muy especial para mí: la gala de entrega de los Premios Odeón 2022.

Cuando traemos a la web un resumen de un evento de estas características me gusta contextualizar, de forma breve, de qué trata por si hay alguien que no lo sepa.

Tal y como se recoge en la web de los premios: “Los Premios Odeón son una celebración de la música española con un amplio abanico de categorías que incluyen todos los géneros musicales variando en estilos y públicos. En esta tercera edición de estos galardones se premia lo mejor de la industria musical de nuestro país. Siguiendo el éxito del año pasado, los premios volverán a ser presentados por Redes Sociales, este año a través de la plataforma de Twitch con un Host muy especial”.

El canal de Twitch elegido para acoger esta tercera edición de los Premios Odeón ha sido el mío, Iamcristinini, gracias por elegir mi canal y mi comunidad para acoger esta tercera edición.

De forma complementaria, estos premios están promovidos por la Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales, AGEDI. Esta edición ha sido la tercera, su primera entrega tuvo lugar en el Teatro Real de la ciudad de Madrid a comienzos del año 2020. Debido a la crisis sociosanitaria del COVID-19, la edición del año 2021 se realizó de forma online.

Un total de 33 premios que se dividen en categorías generales: Mejor gira, Canción del año, Álbum del año, Mejor Videoclip y Premio Odeón de Honor; y en siete categorías específicas: Latino, Internacional, Rock, Urbano, Flamenco, Alternativo y Pop. Cada una de estas siete categorías incluye: Artista Odeón, Artista Odeón revelación, Mejor canción y Mejor álbum.

Como datos curiosos para comprender mucho mejor la importancia de la industria musical en España, y en nuestro día a día, que sepáis que 733 artistas superaron los 10 millones de escuchas y solo 25 alcanzaron los 100 millones. Aunque nadie duda de la cuota de mercado que tienen las plataformas digitales aún quedan personas nostálgicas que siguen optando por la compra de discos y vinilos haciendo que este sector no decaiga.

En cualquier caso, ya seas de las personas que optan por comprar la música en formato digital como si eres de las personas que tiene estanterías llenas de discos, no dejéis de vivir la música a través de los conciertos y de las redes sociales de los y de las artistas que compongan vuestra melodía.

Comenzamos la gala con un alegato en favor de la música, tanto la que se reproduce de forma tradicional a través de la compra de discos, vinilos…, como la que nos ofrecen las distintas plataformas digitales. No dejemos nunca de acudir a los conciertos para seguir viviendo la música de una forma completa.

Antonio Guisasola, presidente de AGEDI, fue el encargado de inaugurar la entrega de premios. En su discurso recordó la importancia del reconocimiento a la industria musical con unos premios que tienen ya un recorrido de tres años y que ponen en valor el esfuerzo y la creatividad de nuestros músicos y artistas.

Si bien es cierto que la crisis sociosanitaria derivada del COVID-19 paralizó el mundo entero, afortunadamente, la música siguió sonando gracias a la tecnología porque no ha parado de sonar ni podrá parar nunca. Del año pasado destacó la nueva generación de artistas que han venido para quedarse y que hacen que la familia musical aumente tanto como el incremento del 15% en la industria musical.

Este crecimiento se debe no solo al talento de los artistas, sino también, a todo el equipo de compañías, de productores y de personal que está detrás y que no se les ve tanto.

Esta gala no la podía haber presentado sin la ayuda de los hermanos xBuyer, Javi y Eric, quienes fueron los encargados de entrevistar a los artistas que pudieron acudir de forma presencial a la gala.

Vamos con la entrega de premios:

PREMIO ODEÓN A LA MEJOR GIRA, entregado por Marina Rivers: Dani Martín.

MEJOR VIDEOCLIP DEL AÑO, entregado por los hermanos xBuyer: Marc Seguí/Rauw Alejandro.

PREMIO ODEÓN DE HONOR, entregado por Cristina López ‘Cristinini’: Joan Manuel Serrat.

ÁLBUM DEL AÑO, entregado por Gloria Trevi: C. Tangana.

CANCIÓN DEL AÑO, entregado por Gloria Trevi: Marc Seguí/Rauw Alejandro/Pol Granch.

PREMIOS ODEÓN 2022 EN LA CATEGORÍA DE LATINO, entregados por Daniela y María Legarda:

PREMIOS ODEÓN 2022 EN LA CATEGORÍA DE INTERNACIONAL, entregados por Belinda:

El momento más emotivo de la gala llegó con el recuerdo de todas las grandes voces y artistas que desgraciadamente perdimos el año pasado, pero que perdurarán siempre en sus acordes y en nuestros recuerdos.

PREMIOS ODEÓN 2022 EN LA CATEGORÍA DE ROCK, entregados por Oto Vans:

PREMIOS ODEÓN 2022 EN LA CATEGORÍA DE URBANO, entregados por Nicole Wallace:

PREMIOS ODEÓN 2022 EN LA CATEGORÍA DE FLAMENCO, entregados por: Àngela Mármol

PREMIOS ODEÓN 2022 EN LA CATEGORÍA DE ALTERNATIVO, entregados por: Luka Peros.

PREMIOS ODEÓN 2022 EN LA CATEGORÍA DE POP, entregados por: Lola Lolita.

Para acabar este post quiero agradecer a todas las personas que han formado parte de la organización del evento. Gracias a AGEDI y Antonio Guisasola, en especial, por haber confiado en mí y en mi comunidad de Twitch para acoger esta tercera edición de unos premios tan importantes para la música nacional e internacional. Gracias también a cada una de las personas que han sido nominadas por haber formado parte de la gala y enhorabuena a las premiadas. Ojalá podamos coincidir en más ediciones y que la música siga rompiendo récords.

No puedo cerrar mi lista de agradecimientos sin mencionar también al equipo de estilismo de Inma Fernández por su elección del espectacular vestido Red Carpet completamente de lentejuelas de Elisabetta Franchi y a Nao Gayoso quien se encargó del maquillaje que complementaba a la perfección con el vestido, entre todas pusisteis el broche y brillo perfectos a una gala inolvidable.

Los nervios y la responsabilidad por mi parte para que toda la gala se desarrollara de forma fluida y sin complicaciones han estado ahí desde que conocí la noticia. Ha sido la primera vez que esta gala se emitía en Twitch (os dejo el enlace con el directo de mi canal y el enlace al canal de YouTube de los Premios Odeón) por si no pudisteis ver la entrega de premios) y debía estar a la altura de la importancia de los premios.

Cada nueva oportunidad debe entenderse como un nuevo aprendizaje que se sume al camino ya recorrido y no hay mejor compañera de viaje que la música, personalmente, no podría vivir sin ella. Queda mucho camino por recorrer, quedan muchos récords que batir, muchos premios por dar y mucho trabajo de cada artista por poner en valor, solo espero que queráis seguir acompañándome para que podamos compartirlo durante mucho tiempo más.

Ahora y siempre, muchísimas gracias.

¡Que nunca pare la música!

Con cariño,

C.

¡Hoy es martes y volvemos con Hoy No Se Sale!

Tanto si tu semana está siendo perfecta como si has logrado sobrevivir a la nueva pantalla de la simulación postapocalíptica que vivimos, esta vez en forma de calima y polvo del desierto, busca refugio en tu rincón favorito porque comenzamos un nuevo programa.

Desde hace dos años, en los informativos o telediarios, estamos viendo noticias que un tiempo atrás nos hubieran parecido dignas de la mejor película de ciencia ficción y para no perder el hilo, Bruno y yo quisimos ser los presentadores de un informativo que no desentona nada con el contexto que vivimos.

Es el informativo más completo que podrás encontrar: economía, noticias que rozan el drama más intenso, imputaciones, estafas…una sucesión de noticias con un ritmo vertiginoso que cerró adelantando el contenido del siguiente programa: terapia como forma de vida.

HNSS News es el informativo más completo que podíamos crear, tenemos hasta corresponsales. Desde el setup de Bruno y desde el mío, conectamos con Luc y su sección de hoy: lectura de tarot gratis. La pitonisa Lucrecia salió a la calle para leer el futuro a la gente de la calle y para dar los mejores consejos ante situaciones desesperadas.

Damos paso a nuestros invitados de esta semana: los hermanos Koalitic.

(P): Jordi y Arnau Koalitic, hermanos que se dedican a la fotografía creativa, pero ¿qué es esto, de dónde sale el término?

(R): Sale de nosotros, quizá por eso tenemos tantos seguidores, porque nos hemos inventado otra forma de hacer fotografía con objetos cotidianos para descontextualizarlo y usarlo como pieza creativa para hacer fotografía.

(P): ¿Cuál es vuestra fuente de inspiración?

(R):La verdad no lo sabemos, son muchas referencias de películas, pinturas… No tiene sentido que nos inspiremos en fotografías ya hechas. Por ejemplo, los pintores o diseñadores tienen la libertad creativa de crear lo que quieran. Van un paso más allá. No tenemos un referente claro ni único, a veces, juntamos ideas que de forma individual no encajan, pero si las juntas, sí.

(P): Siguiendo con la línea de la inspiración, ¿qué tal el mundo de juntar vuestros proyectos a otras marcas o eventos?

(R): Es algo chulo y un reto muchas veces, normalmente en estos eventos, trabajamos con el tiempo muy limitado y sabemos que tiene que salir a la primera. Es un reto y eso mola porque te permite avanzar en el sector, salir de la burbuja del confort. Además, es importante que también puedas trabajar con marcas muy diversas que hacen que aumenten nuestra experiencia. En 10 minutos debemos sacar un trabajo porque no hay más tiempo.

No podíamos terminar la entrevista sin formular la pregunta definitiva, la que (casi) nadie quiere responder cuando la escucha, pero que siempre ha de contestarse: la pregunta del acantilado. Lo siento, Bruno, empiezo a poner distancia en el marcador y vas a tener que remontar aferrándote a la épica.

Seguimos con el programa y avanzamos con la sección preparada ad hoc para nuestros invitados: ZOOM IN. Ya que nuestros invitados se dedican a la fotografía tendrán que enfrentarse entre ellos adivinando qué objeto es el que está enfocado con el zoom. Cuanto menos zoom necesiten para adivinar el objeto, más puntuación obtendrán. Para quienes no hayáis visto el programa y queráis jugar no os diré qué objetos hemos seleccionado.

Despedimos a nuestros invitados y como el ritmo de los informativos es muy rápido no perdemos ni un segundo para pasar a la última sección de hoy con Bertus que regresa al programa.

Con él dimos una repensada a cómo sería interpretar hoy la vida de personajes como Darth Vader, Batman o E.T. Cómo sería su forma de ser, su forma de desenvolverse con el resto…Hay algunos que perfiles muy interesantes que les vendría mejor su versión 2.0.

Muchísimas gracias a los hermanos Koaltic, Luc, Bertus y a Bruno por acompañarme un programa más y superarnos por muy difícil que parezca.

Os dejo el enlace para que veáis el programa.

¡Hasta la semana que viene!

C.

¡Comenzamos una nueva semana con tu programa favorito de los martes, HNSS!

¿Habéis notado algo raro en el sonido al comenzar el programa? Sí, tuvimos nuestros minutos de gloria con el autotune para cumplir con nuestro reto de la semana pasada. De las opciones para la semana que viene, elegimos la del telediario. Que tiemblen Matías Prats y Mónica Carrillo porque llegan los relevos.

Nuestra sección de todas las semanas, y que no nos falte nunca, llega de la mano de Luc. En esta ocasión ha vuelto a la calle para poner a prueba una serie de prejuicios. Por ejemplo, tenía que encontrar a alguien que hubiera estudiado ingeniería. Si no lo lograba, tendría que comerse una grajea con un sabor que jamás podríamos calificar como umami. De hecho, en la imagen de abajo podéis ver su cara segundos antes de la tragedia.

Nuestro invitado del programa de hoy es un gran colega de profesión, uno de los más vistos en los últimos años: Juan Guarnizo.

(P): Por si hay alguien que no te conozca, aunque no lo creemos, ¿quién es Juan Guarnizo y cómo pasa alguien de crear diseños para otros creadores de contenido a ser creador de contenido?

(R): Soy creador de contenido de Twitch, llevo 6 años stremeando -desde 2016- también subo contenido a YouTube. Básicamente, estoy en casi todas las redes. Soy de Colombia, vivo en México.

Antes del salto a Twitch yo estaba en Twitter y lo que hacía era diseños para otros streamers o youtubers. Les hacía sus emotes del canal de Twitch, sus miniaturas de YouTube, sus banners, sus fotos de perfil y así empecé en Twitch, transmitiendo todo lo que dibujaba y luego empecé también a reaccionar a cosas y a jugar.

(P): ¿Cómo llevas stremear tantas horas y poder dedicarte a ti? ¿Cambia mucho Juan frente a la pantalla y fuera de ella?

(R): Antes lo manejaba peor porque tenía el horario que la mayoría de streamers suele tener. Yo me levantaba para prender directo y se acabó. Ahora, desde el año pasado, he cambiado el horario. Prendo a mediodía y termino por la tarde, de esta forma, tengo más tiempo libre para mí.

(P): ¿Cómo gestionas la balanza entre stremear lo que quieres y lo que las modas o series demandan?

(R): Realmente, todas las series en las que he entrado las he disfrutado mucho. Además, como creador de contenido una serie te facilita muchas cosas porque ya te genera contenido para varias semanas. Sin embargo, llevamos un mes y medio sin series y siento una tranquilidad absoluta. Venimos de un 2021 en el que fue una serie detrás de otra y, la verdad, me sentía muy saturado, tenía ganas de prender un directo sin tener ni idea de lo que hacer. Este año quiero seguir estando en series, pero solo en un par porque también es bueno estar libre de ese contenido.

(P): Hace poco estuviste en España, ¿qué tal la experiencia de compartir a un nivel más físico con otros creadores de contenido?

(R): Ese viaje estuvo muy padre porque desde el 2021 mi círculo más cercano es gente de España. Ya llevaba muchos meses hablando con ellos y se presentó la oportunidad para grabar el rewind hispano, fui, y me la pasé muy bien porque pude conocer a gente con la que había estado hablando muchos meses. Todos me parecieron muy buenas personas.

(P): No te puedes salvar de esta pregunta, tienes que decidir una opción: Si estuvieras en el borde de un acantilado sujetándome a mí con una mano y con la otra mano a Cris, ¿a quién salvarías?

(R): Lo siento, Bruno, era esperable ^^.

El juego que hemos preparado a Juan consiste en contestar el máximo de preguntas aleatorias sobre él en un minuto. Cuantas más preguntas logre contestar Juan más preguntas debemos contestar después Bruno y yo. Las preguntas están organizadas en cuatro niveles: light, medio, cabrón e hijoputa. En los cuatro niveles hay tres preguntas y Juan selecciona una para que contestemos Bruno y yo.

Juan contestó 14 preguntas, se quedó a tan solo una más de llegar al último nivel, el que contenía las preguntas más comprometedoras. Por ejemplo, nosotros tuvimos que contestar el peor programa al que hemos acudido como invitados.

Nos acercamos al final del programa, sin embargo, hoy no es un final cualquiera, hoy cerramos con el estreno de un nuevo colaborador y, por tanto, ¡una nueva sección! Spursito será el encargado de traernos al programa los mejores tops de todo el mundo con su sección Spursitops – ¿podemos confirmar que tenemos al mejor equipo de guionistas? Sí, confirmamos.

Su promesa es que su sección traerá salseos y lo cumplió todo bajo su responsabilidad. Sus tops 3 clasificaban presuntas estafas, cantantes con voz fea y enfermedades de transmisión sexual -ETS-. No voy a reproducir qué o quiénes forman parte de esas clasificaciones, pero os recomiendo que lo veáis para que penséis si estáis o no de acuerdo.

Terminamos el programa, muchas gracias a Bruno, Luc, Juan y Spursito. Os dejo el enlace al programa para que podáis verlo tranquilamente.

¡Hasta la semana que viene!

C.

¡Buenas!

Tercera temporada de roleplay en GTAV, esta vez, acompañaremos a Megan O’Connor en sus aventuras y desventuras. Puedes ver toda la temporada de Megan en mi canal de roleplay en YouTube.

Por si es la primera vez que conocéis a un personaje mío de rol os informo que también tenéis disponible tanto en mi web como en el canal de RP la biografía de mi primer personaje, Stacy Malibú, y de Irina Wallace. Para poder comprender mejor a Megan y conocer desde un punto de vista completo su biografía os recomiendo que leáis la historia previa de Irina y, así, entenderéis mejor las referencias internas.

Os presento una historia de buenos, malos, perspectiva, lealtad, venganza y muerte. La protagonista, Megan O’Connor es una joven de 21 años vergonzosa, torpe en lo físico, inmadura en lo emocional y cortada en la expresión. Con un poso de tristeza y venganza por sucesos de su pasado que nunca han dejado de atormentarla. Un ser de luz con su particular sombra de tristeza y melancolía. Dos realidades contrarias convergentes en una misma persona.

La cadete Megan llega a la ciudad de Los Santos procedente de un pueblo de Texas. Su padre y su abuelo ejercían como comandante y comisario respectivamente en su pueblo y ella quiso continuar con el legado familiar honrando así la memoria de su padre quien fue asesinado por narcotraficantes cuando ella era solo una niña.

En el momento en el que llegas nueva a una ciudad tienes que buscar las zonas de influencia para conocer gente. En el caso de Los Santos, una buena opción para tomar contacto con el resto de ciudadanos y comprar las primeras provisiones es ir al badulaque.

¿Os ha pasado alguna vez que si guardáis buen recuerdo de una persona y conocéis a otra con su nombre ya os cae bien? Pues eso le pasó a Megan con Mahmoud y con Jeremía. En su vida pasada tuvo dos muy buenos amigos con esos nombres, habría que darles una oportunidad para ver si ellos también podrían llegar a ser sus amigos. También conoció a Trevor Phillips, un norteño muy peculiar y Nolan Baker un fumigador en avioneta con los que sintió una extraña conexión.

Vivir en el centro de la ciudad para alguien que ha crecido en un pueblo es un cambio demasiado ambicioso, por este motivo, Megan decidió alquilar una habitación en un motel del norte pues era un paisaje que le resultaba familiar. Por el contrario, el hecho de vivir tan lejos del centro de la ciudad es que dependes mucho de los taxis para llegar al motel.

En una conversación con Tom Telford, el camarero del Yellow Jack el bar del norte, Megan conoció más sobre la historia y las particularidades de la zona y sobre la nefasta relación que existe entre la población del norte con la del del sur y con cualquier foráneo en general. Una zona donde las traiciones no se olvidan y el perdón no tiene acepción conocida.

En su primer patrullaje por la ciudad, el sargento instructor Rosales le explicó lo fundamental de las distintas zonas de la ciudad: la frontera con el norte, el puerto… Lo bueno y lo malo de cada una. Pronto Megan comprendió el motivo por el cual la policía no entraba en contacto con los sheriffs del norte, un territorio de extremos dependiendo de a quién preguntaras.

Hay un detalle en la comisaría que le provocaba inquietud a la cadete O’Connor, varios de sus compañeros confundían su nombre con el de una cadete anterior, su nombre era Irina Wallace. De forma inocente quiso preguntar a un superior acerca de quién era ella y supo que se quitó la vida.

La inocencia de Megan no era del todo compatible con la brusquedad de los norteños, a su manera, intentaba integrarse con sus nuevos vecinos. Entre tanta testosterona desmedida Megan encontró comprensión y cobijo emocional en Cherry Blossom. Con el paso del tiempo y el aumento de confianza, Megan le confió su profesión desvelando así su secreto inconfesable para alguien del norte. Cherry también le contó a Megan detalles que desconocía sobre su vida secreta. Por suerte, Cherry no sería su única amiga, Tessa -la mecánica del norte- también lo terminaría siendo.

Las charlas en el Yellow Jack daban para mucho y cuando se perdía la cuenta de las cervezas y los copazos las confidencias salían a relucir. Alguien habló más de la cuenta e insistió en contar la profesión de Megan, ahora todo el norte sabía que ella era cadete en la policía de la ciudad.

Megan era ciudadana de ambas latitudes y en ninguna se sentía segura. En el norte intentaba ocultar que era cadete en la policía del sur y en el sur intentaba dar los mínimos detalles acerca de su vida privada. Estos cuidados no eran suficientes y Sakura no para con sus insinuaciones sobre la profesión de Megan. Su segunda noche de patrullaje tuvo lugar bajo la instrucción del Sargento segundo Sherman.  En plena noche se desató una fuerte tormenta que les pilló a los dos con el ritmo cambiado, ¿será solo una coincidencia meteorológica o tendrá otras consecuencias?

El pasado pesaba demasiado sobre los hombros del agente Sherman y que Megan tuviera tanta relación con el norte hacía que sus días más oscuros estuvieran mucho más presentes de lo que su corazón hubiera deseado. Trevor, el jefe de las avionetas del norte, dominaba la zona con su negocio. Cuando acumulas tanto poder por la diversificación de tus activos no quieres ni que el sheriff ni la policía del sur husmeen en tus dominios por culpa de varios accidentes de las avionetas.

Sin embargo, no sospecharías de alguien que, aunque no lleva el uniforme de policía, no puede renunciar al bando de la justicia. Un día, Megan se fue con Trevor y sus amigos a pasar el día al río. Ella como cadete que era llevaba su reglamentaria con ella por seguridad, lo que jamás hubiera podido imaginar es que perder esa pistola le iba a traer unas consecuencias fatales. Megan utilizó su cercanía con Trevor para obtener toda la información posible de él y pasarle el reporte a la policía, en especial a Sherman debido al incidente que tuvieron juntos en el norte.

En este sentido, Jacob Clayton pidió la colaboración de Megan para seguir acercándose al norte. La misma información que Megan le proporcionó a Sherman se la ofreció a Clayton: zonas de interés, identidades, relaciones, filias y fobias….La policía de la ciudad era conocedora de los múltiples accidentes que ocurrían en el aeródromo del norte y querían conocer los motivos.

Megan y la popularidad nunca fueron de la mano. Entre sus muchas cualidades no se encontraba la facilidad para entablar una conversación con sus superiores de la policía de forma natural. Cuando, por ejemplo, tenía que dirigirse a Clayton se ponía muy nerviosa, daba excesivos detalles en explicaciones ligeras…su torpeza se incrementaba demasiado. Aunque para algunas personas este conjunto de cualidades pudiera ser exasperante no lo era para Clayton. Hasta el punto de quedar fuera del trabajo para ver si en un ambiente menos formal Megan conseguía distenderse un poco y actuar de forma natural.

Cherry no quería perderse este momento porque, si pasar un rato con Megan implicaba anécdotas irrepetibles, estar con ella en una discoteca y con Clayton sería muy épico. La noche derivó en confesiones cruzadas e imposibles pues Clayton se comprometió con su pareja unas semanas más tarde.

Cherry y Megan eran muy amigas y se ayudaban en todo lo que podían. Cherry ayudó a Megan en su salida nocturna con Clayton y ahora Cherry necesitaba la ayuda de Megan para acercarse a Sherman. Las amigas están para esto, hoy por ti y mañana por mí. Por muy buena voluntad que tuviera Megan, Sherman no estaba por la labor de seguirles el juego y su única intención para con Cherry pasaba por la amistad.

Sin embargo, aunque Sherman viera solo como una amiga a Cherry, con Megan era diferente. Los momentos de confesión entre ambos recorriendo la ciudad eran habituales, les gustaba encontrar la paz juntos en rincones ocultos. ¿Estaría surgiendo algo más entre ellos?

Un comportamiento ejemplar y haber sido la mejor cadete de su promoción tuvieron su justa recompensa: Megan fue ascendida a Oficial I. No había mejor forma de estrenar su nuevo cargo que con un patrullaje con Sherman.

Al finalizar el día, Megan y Cherry protagonizaron uno de los momentos emocionales de la temporada, si alguna vez vuestra respiración se ha entrecortado por una amistad no podéis dejar de ver el episodio 21 de la temporada.

La amistad entre Cherry y Megan se vio erosionada por la cercanía que existía entre la oficial I y el sargento. Por mucho que Megan quisiera evitarlo, sentía más que una amistad por Sherman. Los dos se buscaban fuera del trabajo, patrullaban juntos siempre que se podía… Cherry se distanció de Megan por este motivo. En la ciudad se disputaban el poder, el tráfico y la influencia distintas bandas: pandilleros, moteros, mafias del norte…Una noche, Megan y Cherry se vieron involucradas en una pelea con un grupo de pandilleros y, desde entonces, empezaron a recibir extraños mensajes y propuestas. La situación llegó a agravarse de tal manera que Megan sufrió un intento de secuestro en ‘El tequila’.

Por si fuera poco, en el norte, Trevor y compañía descubrieron que Megan les espiaba cuando intentaba obtener más información sobre las intenciones que tenían con Francisca Pacheco, una chica que acudió a la policía buscando ayuda.

Si hay un valor arraigado en esas tierras es la lealtad y si hay algo que no se perdona es la traición. Nolan fue el enviado de Trevor para nivelar la balanza con Megan y ajustar cuentas. De forma absolutamente casual y nada sospechosa, Trevor apareció en la misma ubicación donde estaban Megan y Nolan para decirle: “Es mejor ser el rey de tu silencio que el esclavo de tus palabras (…) donde tú te crees que tienes 7 ojos yo tengo 17”. Ellos podrían intentar utilizar sus técnicas intimidadoras (gasolina y fuego, amenazas…) para hacer callar a Megan, no podían estar más equivocados. Detrás de esa apariencia de bobalicona e inocente se ocultaba alguien que sabía defenderse y que no le temía a nada ni a nadie.

Si le amenazaban, ella respondería con inteligencia, astucia y mucha sangre fría. Necesitaría ir un paso por delante y desconfiar de todo el norte, por el momento, solo podría confiar en sus compañeros de la policía.

Desconcertar al rival y romper sus esquemas fue la opción que tomó Megan para demostrar que Trevor también tenía que estar alerta. En varias ocasiones fueron a patrullar Sherman, Cano y ella con las motos de la policía por la zona del aeródromo y sus dominios. Esta vigilancia no le gustó a Trevor que aumentó su presión sobre Megan enviándole mensajes con amenazas escritas en lenguas muertas, fotos de sus vehículos…

Para quienes contéis con más veteranía en el canal, sabréis que Megan protagonizó con el teniente Cano el momento más “tierra trágame” de todos los personajes. El día del patrullaje surgió una buena química entre los dos y Megan quiso tener un detalle con su jefe. Le dejó en la taquilla una caja de chucherías para que le endulzaran el turno. Un gesto tan inocente escondía un detalle sin importancia: eran para mascotas.

Todos los norteños cerraron filas en torno a Trevor, en el otro bando, en el de la LSPD, Sherman, Clayton y Megan serían menos en número, pero tenían más valor y coraje que todo el norte junto.

¿Alguna vez os ha pasado que el hecho de pasar mucho tiempo con una persona saca lo mejor que tenéis en vuestro interior y te hace querer ser mejor cada día? Probablemente sea una de las mejores sensaciones que puedes compartir con alguien. Así se sentían Megan y Sherman cuando estaban juntos. Al hilo de esta sensación, dicen que después de la tormenta siempre llega la calma y, en esta ocasión, la calma llegó al alba.

Del mismo modo que hay días en los que todo te sale bien, hay días en los que nada sale bien. La amistad entre Cherry y Megan no volvió a ser la misma desde el momento en el que Megan se centró en su trabajo como modo de vida y en huir de las bandas que la querían hacer desaparecer como hobby. Cherry le reclamaba más tiempo con ella pues decía sentirse abandonada por la que consideraba su mejor amiga. Megan no lo veía así, aunque no se lo expresara, cuidaba de Cherry siempre que podía. Solo el tiempo determinará si ambos puntos de vista son reconciliables o si las letras de Vinewood supondrían el punto y final de esta historia.

Las despedidas nunca son fáciles en ningún ámbito, da igual que sea en el trabajo porque alguien se cambia de puesto o de empresa o porque alguien a quien tienes cariño se va de la ciudad o del pueblo. En esta ocasión, fue el jefe Clayton quien decidió dejar la jefatura policial para emprender un nuevo camino profesional: quería montar su propia empresa de investigaciones privadas. Sin duda, no le faltaban dotes para ejercer como investigador, recordemos que, recientemente, por ejemplo, él junto con Megan destramaron el subterfugio que Trevor se había organizado en el norte para acumular todo el poder de la zona. Quizá ahora que Clayton se dedicaría en exclusiva a la investigación pudiera ayudar más a Megan a descubrir quién mató a su padre y poder, en consecuencia, cumplir con su objetivo principal que le motivó a ingresar en la LSPD. Lo cierto es que la vida tenía otros planes para Clayton y su último servicio sería al lado de Irina. Megan tendría ahora dos inocentes sobre los que buscar justicia y su principal sospechoso era Trevor, el conflicto con el norte sumaba otro negro capítulo a la historia.

Desde el punto de vista de Sherman, parte de su historia se volvía a repetir. Una pérdida en el cuerpo policial, su pareja amenazada por una banda y una venganza por cumplir. Al igual que en su momento tenía a su lado a Irina, ahora tendría a Megan y juntos intentarían hacer justicia como policías, como pareja y como amigos.

John, el amigo de Trevor, llamó a Megan para preguntarle por Clayton dado que hacía mucho tiempo que no sabía de él y estaba preocupado pues no conseguía ponerse en contacto con él para informarle de que le había ganado el juego. Una llamada sospechosa que hizo ponerse a Megan en alerta. Debía enlazar los últimos acontecimientos: recibió un mensaje de Trevor diciéndole “si sigues la corriente hallarás el fin del río”, ahora la llamada de John y el fin de un juego con Clayton, los proverbios de las galletas de la suerte, alguien dejaba notas anónimas en su moto…

Megan tenía demasiados fantasmas con ella y solo encontraba paz mirando al cielo y hablando con quién se fue demasiado pronto: su padre. A él le pedía que cuidara de Clayton y de Cherry, le pedía que le mandara fuerzas para caminar por el camino que tan difícil se le estaba planteando. Ya sabéis que algunos necesitan una foto para recordar su propósito en la vida, otras personas cierran los ojos y Megan mira y habla al cielo.

Cuando Falcon, la pareja de Clayton, se encontró con fuerzas llamó a Megan para contarle todo lo que sabía de la muerte del jefe. Fue ella quien le encontró en el maletero de un coche, su cuerpo tenía un disparo de bala. Tampoco pudo contarle muchos más detalles ya que Clayton quería protegerla manteniéndola al margen de sus hallazgos. Megan le pidió a Falcon que si encontraba los papeles de Clayton se los entregara para poder continuar con sus líneas de investigación.

El sexto sentido de Megan hizo posible lo imposible y contactó en sueños con Clayton. Papá Clayton cuidaría de ella, aunque no pudiera verle, le pidió que fuera con cuidado. Demasiadas malas noticias le robaron la energía para vivir a Megan solo se dejaba llevar por el propio ritmo de la rutina. Cuando paró una noche a descansar todo su mundo se vino encima. Las últimas semanas ella aparentó una fortaleza que no tenía, esa coraza que disimuló era demasiado fina. Pasó la noche a la intemperie, cuando amaneció, las alucinaciones y la culpa seguían resonando con demasiada fuerza. Lo que sí era real era Sherman y todo lo que sentía por Megan, juntos podrían superar esto también.

Hacia la mitad de la temporada tiene lugar una conversación que supondría un punto de inflexión entre Megan y Sherman, no solo para lo que queda de su historia en común, sino de lo que pueda pasar con otros personajes y con otras tramas. Megan confiesa toda la verdad sobre el motivo por el cual quiso ser policía en Los Santos y no seguir la tradición de sheriff. La razón estaba relacionada con el asesinato de su padre, lo que queda por saber es, si llegado el momento, ella sería capaz de culminar su venganza y convertirse en aquello que tanto detesta.

En otro momento una noche de lluvia hubiera sido el preludio de un tierno momento, sin embargo, hubo una noche en la que la lluvia significó nervios, tensión y miedo. Trevor llevó a Megan a un descampado para aclarar con ella ciertos asuntos que tenían pendientes.

“Conozco a todo el mundo al que quieres, Megan, a todo el mundo. Uno por uno, nombres, direcciones, gustos…Y si tengo que acabar con todos, lo haré. Siempre y cuando haya música de fondo, lo haré. El telón está a punto de caer, en los próximos días recibirás varios mensajes que no dirán nada y, a la vez, lo dirán todo. Te voy a contar un secreto: a mi hija la violó, la mató y la abandonó un negro vestido de morado. Ese tío ya está muerto, yo pensé qué me sentiría mejor. Tú eres policía, ¿hubieras matado a ese hijo de puta si fuera tu hija o hubieras esperado tres largos años de juicios? ¿Qué harías si mataran a Sherman, si le descuartizaran y te entregaran cada uno de sus pedazos en una bolsa? En ese caso, ¿también esperarías tres años?

Cuestión de perspectiva una vez más. Trevor quería salvar a su pueblo de algo, además su forma de actuar de Trevor para con su hija era exactamente la misma que Megan decía querer tomar el día que encontrara a los asesinos de su padre. ¿Eso les convertiría a los dos en asesinos o se habrían tomado la justicia por su mano y serían los vengadores de sus seres queridos?

En el fondo, en ese fondo que algunos llaman vida secreta, Megan sabía que no podría asesinar a nadie, la dicotomía que le quitaba el sueño y le atormentaba por el día, debía anular la opción del asesinato y dejar que ganara la opción de la justicia penal.

Tendría que reunir más pruebas. El problema es que, antes que las pruebas, Megan necesitaría encontrar fuerzas para seguir viviendo. Sus últimos días estaban siendo demasiado duros emocionalmente y ella sola cada vez estaba más hundida. Incluso Sherman que siempre se había comportado bien con ella, le había fallado por una mala jugada para tener más intimidad con ella.

Nuevos mensajes de Trevor “Sigue el camino, y hallarás la galletita. Y, entonces, abrí la puerta de par en par, ¿qué es lo que vi? ¡Las tinieblas y nada más! Las islas dan forma a las preguntas. El fuego lo apagó quien podía, no quien debía. No te olvides de los hechos ya sucedidos, todo es importante. Fijarse en todo, pensar, unir”.

Estaba claro que Trevor quería jugar con Megan. Todos esos mensajes tenían una doble intención: guiar a Megan por el camino que él quería y, al mismo tiempo, desestabilizarla.

Tras dar muchísimas vueltas por toda la ciudad intentando entender las pistas de los mensajes, Megan llegó a una ubicación cercana a un río, ¿sería un hallazgo que le proporcionara seguridad y estabilidad o estaría adentrándose más en el macabro juego de Trevor mientras él planeaba una nuevo golpe?

Cuando llegó a la ubicación avistada desde la otra orilla, esto fue lo que encontró:

Nada, una hoguera encendida al lado de una cabaña vacía. Un siniestro ardid con consecuencias fatales.

El amanecer traía los primeros rayos de sol a la ciudad, pero no conseguían iluminar a Megan. Ella estaba cada vez más sumida en sus propias voces que le hacían sospechar de todos los que estaban a su lado y que le hacían comportarse de forma errática. Solo Sherman conseguía que se tranquilizara y pensara con claridad, con él la calma siempre llegaba, incluso después de la noche más oscura él conseguía aportar una tenue luz de esperanza.

Por un tiempo, Megan fue feliz. Afianzó su relación con Sherman, en la policía estaban teniendo días de mucha adrenalina con buenos resultados…todo iba bien hasta que recibió un nuevo mensaje de Trevor. El mensaje decía “el telón está a punto de caer, quiero terminar la función pronto, has de entender el porqué de todo, y desde el final llegar al principio, ¿lo tienes?”.

¿Serían todos estos mensajes pistas para encontrar la reglamentaria que perdió hace tanto tiempo? ¿Dónde empezó todo no sería un río sino la cascada donde Megan perdió su pistola?

Después de demasiados tantos a favor del marcador de Trevor, Megan sumó un punto en su casillero. Le jugó su guerra psicológica y le salió bien, consiguió que Trevor sintiera rabia al ver que la batalla del acantilado la había perdido. Rompió el guion y ahora era Trevor quien debía seguir el rebufo de Megan. Lo que estaba claro era que si Trevor quería acabar con Megan ya lo hubiera hecho. Él no quería matar ni secuestrar a nadie, actúa por un motivo mayor que desconocían.

La ciudad estaba muy alterada, los secuestros e intentos de robos en varios establecimientos estaban a la orden del día. No había un solo patrullaje tranquilo con delitos menores. Con tanto atraco y conversaciones con los pandilleros de las bandas para salvar la vida de los rehenes, Megan tuvo muchas oportunidades para seguir reflexionando sobre su papel en la policía. Con cada robo ella se daba cuenta de que quizá solo veía la vida desde su perspectiva y su propia historia personal, creía que un criminal se merecía estar en la cárcel por su delito cometido. A fin de cuentas, ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos y estos últimos también tienen sus motivos para hacer lo que hacen.

De todos los protagonistas de esta temporada, quizá Trevor fuera la persona que más conocía a Megan por paradójico que parezca. Él supo detectar este cambio en Megan y quiso saber cómo se sentía en la policía, si estaba cómoda, contenta, si había logrado ascender de oficial…Sabía dónde pinchar para hacer sangre, Megan estaba estancada en la policía ya que todos sus compañeros con un rango inferior ahora eran sus superiores y no veía que su esfuerzo y dedicación fueran recompensados.

Hubo otro dato relevante en esa conversación, la reglamentaria de Megan estaba en el interior de una Iglesia. Cuando fue a buscar su pistola vio que en el interior de la bolsa había una nota que decía “Cada uno elige su camino. Para bien o para mal, se ha de elegir con cautela, porque no hay vuelta atrás”.

Megan pidió el traslado a la comandancia del sheriff del norte, no podía aguantar más la situación que tenía en la policía viendo que todos promocionaban y que ella no tenía ninguna recompensa. Solo recibía alabanzas de la gente a la que salvaba la vida o de los propios ladrones por su buen manejo en las persecuciones. Ante este órdago, el jefe de la policía le ofreció un ascenso como Oficial II en el cuerpo. Por fin una buena noticia.

¿He dicho una buena noticia? Quería decir dos. Un sol, una montaña, el reflejo de la luna sobre la ciudad evidenciando sus sombras, una vida pasada y un nuevo amanecer que marca la promesa de un futuro en común fueron los protagonistas de esta segunda buena noticia: ¡Megan y Sherman se han prometido!

En otro orden de cosas y volviendo a la rutina policial de Megan, una traición de un compañero de patrulla tergiversando un comentario vacío hizo que fuera suspendida de empleo y sueldo. El carácter temperamental de Megan incendiado por varios desplantes hacia ella por parte de sus superiores supuso el caldo de cultivo perfecto para que tomara una importante decisión: querer dejar la policía y dar un giro radial a su vida pasando del blanco al negro. Desde que era una niña quiso entrar en la policía para cerrar la herida que le provocó el asesinato de su padre a manos de un delincuente. Toda su vida dedicada a un propósito, servir y proteger, para que de un plumazo ante la mínima acusación fuera suspendida.

Como la típica escena del ángel bueno y del ángel malo, Megan pidió ayuda a sus dos antagonistas: Sherman y Trevor. El primero quería buscar una solución lenta y legal, el segundo le propuso terminar con su delator de una forma rápida y de dudosa legalidad. Al final fue el jefe Castro quien evitó que Megan renunciara al trabajo de su vida. Nadie podía imaginar que ese sería el último servicio de Castro, al poco tiempo de este consejo fue asesinado. La policía entera se desestabilizó, pero como familia que eran siguieron adelante apoyándose entre todos.

Aún en la peor situación hay gente que busca su propio beneficio. Algunos compañeros de la LSPD aprovecharon ese contexto de caos y desconcierto en la plantilla para lograr un ascenso. Este hecho sumado a la cercanía de Megan con determinado componente de una banda criminal y que volviera a tener trato con Trevor hizo que Sherman, por primera vez, reclamara su propio espacio, lejos de todos viendo la trama desde su perspectiva, lejos de Megan.

De la conversación con Trevor, Megan sacó varias conclusiones: ambos comparten en su forma de ser y de actuar más de lo que han reconocido siempre, los bandos de buenos y malos son relativos, la lealtad es lo más importante y la perspectiva debe ser el plano sobre el que observar lo que pasa.

El final está cerca. Los últimos capítulos de la temporada cerraban el círculo poco a poco. Con la cercanía de Megan a una banda del sur descubrió quién mató a la hija de Trevor, el leitmotiv de todos los capítulos ha sido la venganza del norte contra el sur y viceversa. El final de esa guerra estaba cerca, muchos morirían y Megan lo sabía.

Por mucho que le rompiera el corazón, tenía que alejar a Sherman de tanta porquería. Si ella lograra salvarse podría seguir protegiendo a Sherman, aunque él no lo entendiera, aunque él juzgara mal la voluntad de Megan. ¿Sería posible alejarle? ¿Quién morirá? ¿Las venganzas cruzadas servirían para cerrar unas heridas tan profundas? Una grabación contenía las respuestas a estas y a todas las preguntas que probablemente os estéis haciendo.

La lejanía duró poco porque secuestraron a Sherman. Cuestión de prioridades, toda la LSPD se volcó para buscar a Sherman, no se podían permitir emocionalmente otra baja más. Eran una familia y si tocan a uno tocan a todos. Quienes le tuvieran tenían los minutos contados. Encontraron a Sherman tirado en la ciudad con visibles signos de violencia, aturdido, confuso y desorientado. Junto con Sherman encontraron una nota que decía: “Lo que haces por ti se desvanece cuando mueres. Lo que haces por el resto conforma tu legado”.

Si la familia está en las malas, imaginad cómo actúan en las buenas, está claro, con una buena fiesta y con una noticia mejor. Sherman y Megan aprovecharon la ocasión para comunicar a sus amigos que se casaban.

Saltamos de una futura boda a otra que se celebró y tuvo un trágico final. Ya sabéis que un final feliz es un final sin acabar, el de esta historia tenía un capítulo más y un protagonista menos: Trevor fue fusilado en un tiroteado repleto de víctimas. ¿Esta muerte nivelaba la balanza o la descompensaba más?

Se acabaron las pistas, se acabó el juego macabro entre Megan y Trevor con un último mensaje escrito en una carta cuyo contenido trasciende esta historia, os recomiendo que veáis el capítulo que contiene esta redacción.

Llegó el final para todos, despedidas, lágrimas, promesas de una vida mejor lejos de la ciudad y juntos, sobre todo, juntos. Hoy la luz del alba se vería desde otra perspectiva.

¡Buenas!

Hoy os traigo mi segundo personaje de roleplay: Irina Wallace. Si os gustó la historia de Stacy -podéis revivirla en este enlace– y su biografía no os podéis perder esta segunda temporada con un personaje nuevo.

Sin hacer spoilers os puedo adelantar que con esta historia vais a reír, vais a llorar, vais a sentir frustración, no entenderéis alguna que otra decisión y tanto vuestra mente como vuestro corazón entrarán en conflicto si os poneis en la piel de los personajes de esta historia.

Irina Wallace y Koter Mcfly llegan a la ciudad y lo primero que hacen es buscar contactos e intentar encontrar su parcela de negocio.

En sus vidas pasadas ambos se dedicaron a relacionarse muy bien y ganarse -o jugarse- la vida con peligrosos negocios, no temían nada. Pronto se organizaron en una banda para el trapicheo de droga, necesitaban controlar parte de la mercancía para controlar parte del poder.

Cuando te dedicas a la compraventa de determinadas sustancias y productos tienes que intentar llevar la discreción por bandera, por ello, los protagonistas de esta historia buscaron trabajos que les permitieran conocer la ciudad sin llamar la atención. Ser basureros y repartidores era la mejor alternativa pues podrían conocer la ubicación de las calles y la distribución de las bandas sin levantar sospechas.

Un suceso difícil de explicar en la carretera con Irina, Ahmed y KLK reveló dos cosas: por un lado, la policía no siempre está del lado de la verdad y de la justicia y, por otro lado, cualquier situación es susceptible de empeorar por muy improbable que parezca. Fue la primera vez que Irina conoció al inspector Paco Cano.

No solo Irina tuvo su primer encuentro con Cano y la policía, también lo tuvo con Adrian Thompson y con el jefe de policía Daniel Sherman.

Ser equidistante entre la policía y una banda de narcotráfico no es una tarea sencilla, pero a Irina no le quedaba más remedio. Koter pertenecía a ‘The ballas gang’ y el equipo de Sherman estaba constantemente siguiendo sus pasos.

Koter estaba metido en demasiados problemas y la solución de la banda para librarle de la policía era que Irina se acercara a Sherman y a Thompson para hacerles creer que la química y tensión latente en sus encuentros podría llegar a ser algo más y así conseguir información privilegiada.

La misión de Irina era clara, debía encontrar la oportunidad para estar más tiempo a solas con Sherman y que él confiara en ella.

Sin saberlo, Sherman cayó en la trampa y organizó una cita con Irina en alta mar, lejos de las miradas y de los rumores.

Irina se encontraba en una encrucijada. Cuando las fuerzas flaquean para seguir o cuando las dudas acechan sobre el camino para tomar, hay personas que necesitan ver una fotografía y hay otras que con cerrar los ojos saben por qué y por quién siguen peleando.

Cansada de tanto secretismo y de que todas las personas que estaban a su lado pensaran que debieran protegerla, Irina lo tenía claro, ella se bastaba para ser su mejor protectora.

Cuando a tu alrededor todo es caos y mentira, necesitas parar y pensar. Koter e Irina sabían que podían confiar de manera recíproca, ese era todo su círculo de confianza, ¿qué pasaría con el resto de las personas con las que tenían contacto?

Irina continuó tratando con Sherman y Thompson, quizá ese estaba siendo el mayor error. Desenvolverse en un mundo donde reina la traición, los secretos y los trapicheos no es sencillo. Era el momento de estar al lado de Koter y alejarse de los peligros no buscados.

Sin embargo, ¿cómo explicar cuando el amor no es correspondido y revolucionas tus latidos con la fuente de tus quebraderos de cabeza?

Por mucho que quisiera evitarlo para no traer problemas a Koter, Irina no podía renunciar a sus sentimientos hacia Sherman. Aquello que empezó por interés se convirtió en inevitable por parte de los dos, ya no había vuelta atrás. En la vida de Irina nada es fácil, ni siquiera cuando parecía haber encontrado la estabilidad al lado de Sherman ella conseguía estar tranquila. Guiada por su temperamento y su visceralidad como el peor de los consejeros, renunció al camino del lado bueno de la ley para retornar a sus propósitos iniciales: tomar la ciudad.

Cualquier intento de Irina para tomar distancia de Sherman resultó en vano, él no dejaría que nada malo le pasara, hasta el punto de ser relegado de su cargo. Hay personas que sienten la llamada del Señor, en el caso de Irina sintió la llamada de la ley y la justicia encarnada en el cuerpo policial. Quería formar parte de la policía sin presión ni obligaciones, solo ser policía por voluntad propia.

Como consecuencia de esta decisión, Koter no pudo aguantar más estar en un segundo plano emocional para Irina. Ambos se querían, pero Irina no podía sentir por Koter lo mismo que despertaba en ella Sherman. Esto provocó que él se fuera de la ciudad dejando tras su paso un hondo sentimiento de culpa, vacío y soledad.

El día que Koter se fue de la ciudad, Irina fue a despedirse de él y le quedó como recuerdo la imputación de un delito federal por entrada no autorizada a aeródromo internacional cuya consecuencia fue una multa de 125.000$ y 30 meses de prisión.

Pese a que pudiera parecer que el futuro de Irina también estaba condenado, no todo estaba perdido. La posibilidad de la reinserción era una alternativa que debían intentar.

Su salida de la cárcel coincidió con la vuelta a la ciudad de Koter y esta vez traía compañía.

Pese a que Koter era la persona que había criado y cuidado a Irina tanto tiempo y el vínculo que existía entre los dos era muy fuerte y especial, este tiempo sin él le había servido a Irina para tomar distancia con sus propios fantasmas. Había logrado encontrar su camino al lado de Sherman, solo preocupada por hacer las cosas bien, mejorar su actitud y conseguir la oportunidad para opositar a policía.

La vuelta de Koter rompió, una vez más, todos los esquemas de Irina. Él quiso atracar el badulaque, avisó a Irina de sus intenciones y ella le previno pues lo puso en conocimiento de Sherman. Cuando Koter salió de la comisaría, llamó a Irina para decirle que se acabó todo con ella.

En el fondo, Koter e Irina comparten su temperamento y su visceralidad, ambos estallan sus sentimientos en la cara del otro cuando la mecha apenas se prende. Con la misma facilidad con la que dicen odiarse y dicen querer distanciarse, vuelven a encontrarse. A pesar de todo lo que se digan o se hagan, son inseparables y seguirían dando hasta la última gota de su sangre si hiciera falta por salvar la vida del otro y más ahora que Irina estaba en peligro, su vida tenía precio.


10 años han pasado desde que Irina perdió el contacto con Darki, su hermano, y, por fin, se produjo el encuentro más esperado, volvió con ella y estaban dispuestos a recuperar el tiempo perdido. Empezaron por contarse lo fundamental y se terminó haciendo de día.

Darki volvió y Will – ¿quién es Will? Deberéis ver la temporada si queréis saber la respuesta- se fue, la policía le condenó a cadena perpetua por tráfico y posesión de armas. Esta condena no solo hay que entenderla como la privación de libertad de Will, también se puede entender como una condena emocional para Irina. Cada vez eran más fuertes las voces de quienes le acusaban de “sapo”, en consecuencia, cada vez tenía más enemigos.

Cuando el ambiente en la ciudad parecía estar más tranquilo, Irina y sus amigos decidieron pasar el rato en una playa del norte de la ciudad. ¿Tranquilidad, Irina y amigos en la misma frase? Imposible, con todas las playas que hay en la ciudad, ellos fueron sin saberlo al territorio de una de las peores bandas: los moteros. Desde la distancia un integrante de la banda les fotografió consumiendo. El cazador había sido cazado.

Sabes que estás en peligro cuando hay mucha gente preguntando por ti, por tu pareja y por todos vuestros hábitos y rutinas. Irina recibió una llamada, si apreciaba la vida de Sherman tenía que acudir a una ubicación y recibir más información.

Dave Bailey, jefe de la banda de los moteros, fue quien hizo la llamada, extorsionó a Irina con las fotos que les hicieron días atrás en la playa, el trato era claro: Sherman tenía que anular la orden de busca y captura que pesaba sobre un amigo de Dave y él quemaría las fotos.

Los sapos viven en hábitats húmedos y, pese a que la superficie de la ciudad no lo es, las cloacas sí conservan cierta humedad y residuos. Cuando te mueves entre excrementos las moscas acuden rápido, solo tienes que saber limpiar bien a tu alrededor para volver a la superficie. Había personas que llevaban poco en la vida de Irina que no solo traficaban con armas y drogas, también traficaban con información de un bando y de otro.

Irina le confesó a Clayton el motivo de la extorsión y toda la información que pudo recabar entre sus contactos de la ciudad. Él se comprometió a protegerles, sin embargo, esto no era suficiente seguridad para Irina y quiso seguir con su propias indagaciones. Ella creía que cuanta más información, mayor sería su seguridad. No era consciente del riesgo que estaba asumiendo, nunca el tictac del reloj había suscitado tanta tensión e inquietud en alguien.

Si por carretera las amenazas eran habituales por el aire nadie podría seguirles, así que, Irina y Sherman hicieron paracaidismo para observar la base de los moteros. Pese a que la idea era buena, la ejecución no lo fue tanto. Sherman tuvo un accidente con su paracaídas. Cuando los sanitarios consiguieron reanimarle, tuvo un segundo accidente en moto. Es difícil guardar la discreción si cada 10 minutos aparecen en la montaña varios coches de policía y ambulancias con sus respectivas sirenas. Con bastante probabilidad, los moteros les habían descubierto mientras les espiaban. Por si acaso, Irina se cambió el color de pelo y su indumentaria.

Demasiadas pérdidas en el bando amigo, los moteros asesinaron a McClain de una manera horrible. No había límites para los moteros ni tampoco escrúpulos. Toda la policía respondió como un solo hombre -y dos mujeres- para cumplir con su lema ‘servir y proteger’.

Para ganar tiempo y, sobre todo, para que nada le pasara a Irina, debía cambiar de apariencia y de nombre. Hasta nuevo aviso, Irina sería Kate y mantendría distancia con Sherman para no levantar sospechas, solo les uniría la lluvia.

Koter se tenía que ir de la ciudad durante unos días no sin antes recordarle a su protegida algo que solo él conoce sobre ella: Irina no huye de los problemas ni se esconde, los enfrenta, no hay nadie que pueda plantarle cara.

Dice Mario Benedetti en uno de sus poemas que “la droga del amor tiene sobre las otras la ventaja de que con ella es mágico enviciarse” y Sherman acostumbrado a lidiar con el tráfico de drogas en la ciudad había encontrado su magia en Irina.

“Llevamos ya mucho tiempo juntos, hemos pasado y estamos pasando muchas cosas juntos, poco a poco hemos ido avanzando, evolucionando, creciendo como personas. Tú aprendiendo de mí y yo aprendiendo de ti. Esto es algo muy diferente, realmente, yo ahora no puedo decirte ni más alto ni más claro que te quiero y quiero estar el resto de mi vida junto a ti que no nos separemos nunca y que sigamos un camino juntos. Irina Wallace, quiero pasar el resto de mis días contigo, pase lo que pase, quiero estar contigo y quiero demostrártelo aquí y ahora, ¿quieres pasar el resto de tus días conmigo?”

Con estas palabras Sherman declaró su amor por Irina, si queréis saber su respuesta -aunque podéis sospechar cuál fue- os aconsejo que sigáis toda la serie en mi canal secundario de YouTube de roleplay.

Llegó el gran día, el de la boda no puesto que no fue una proposición de matrimonio-, el gran día del examen de las oposiciones para acceder a la policía y la protagonista de esta historia aprobó el examen. La noche de la celebración de la cadete Wallace no fue como ella esperaba, se produjo un secuestro en el casino donde estaba con Sherman y los atracadores le dispararon.

Sus heridas revertían gravedad, una de las balas le llevó directo al quirófano. Si algo bueno tiene caerse tantas veces y tener tantos accidentes es que te convierte en alguien de adamantium y Sherman esa batalla la tenía ganada.

En la imagen de la izquierda podemos ver a la cadete Wallace en su primer día de trabajo. Las primeras veces siempre son difíciles pues ahora imaginad si sois Irina, vuestro instructor es vuestra pareja, tenéis que sacar del calabozo a un amigo, interrogar a otro e intervenir en una persecución, un secuestro y un atraco.

Todos los ingredientes para tener un inicio por todo lo alto, después de su primer día con tantas emociones, la cadete Wallace estaría lista para cualquier acción.

La tensión con los moteros se disipó en una calma aparente, eso no quiere decir que las peleas entre bandas desaparecieran. Koter encontró trabajo como mecánico, lo que podría ser una buena noticia, no lo era tanto porque otra banda, ‘Los rojos’, frecuentaban el aparcamiento que estaba frente a su taller en una mezcla entre provocación y exhibición.

Estando tranquilamente en el taller acompañando a Koter en su turno de noche sufrieron un intento de secuestro, tres sujetos hirieron de bala a Sheppard, Jeremia y a Koter. La cadete Wallace quiso intervenir haciendo cumplir su promesa de servir y proteger, pero se le agarrotó el brazo y no pudo sacar la pistola a tiempo. Menos mal que pudo quedarse con la descripción de los sujetos y sus vehículos.

Tras este incidente, Sheppard se acercó cada vez más a Irina. Los fantasmas de Sheppard le atormentaban más de lo que exteriorizaba y el alcohol era su refugio. El alcohol y cualquier vehículo no es una combinación recomendable, Sheppard tuvo un accidente de helicóptero por ir pilotando ebrio y los federales investigaron el caso.

El taller era un polvorín, una zona en la que se producían continuos atracos y tiroteos. La peor calaña de la ciudad se daba cita en este lugar y tenía a Koter como blanco fácil y después de tantos capítulos ya sabemos que quien toca a Koter se tendría que llevar a Irina por delante.

En un momento de la historia, Sherman tuvo que irse de la ciudad, pasaban las semanas y no regresaba, Irina apenas sabía de él por una carta que le dejó, la distancia de su relación no solo se ampliaba en el plano físico, también en el emocional. Ya no estaba físicamente con ella, su equilibrio del bien se había ido, y la balanza se había descompensado de nuevo. Encontraba abrigo en Sheppard aún sabiendo que eso podría suponer un punto de inflexión.

Desde que Irina se metió en la policía dejó de sentir la adrenalina que tanto le gustaba y teniendo en cuenta que su tiempo libre no tenía con quién compartirlo se juntó con los que hasta hace unos meses hubieran podido llegar a ser su grupo de amigos.

¿Os acordáis de la primera vez que Irina fue citada por los federales? Pues volvió a pasar, la diferencia es que, esta vez, acudía para prestar declaración sobre el suceso del helicóptero de Sheppard. Os recuerdo que toda la temporada está subida en mi canal secundario de YouTube y que allí está subido todo el interrogatorio.

Sherman volvió a la ciudad con una conversación pendiente con su pareja, la última vez que se vieron discutieron y tenían mucho de lo que hablar. Durante el tiempo que el agente estuvo fuera de la ciudad, entre Sheppard e Irina surgió algo difícil de explicar, y ahora que Sherman había vuelto, debía conocer lo que estaba pasando. Una noticia de este calibre fue demasiado para Sherman. ¿Seguirían juntos después de esto?

Una trifulca en el badulaque terminó en un tiroteo, sí, otro más. Castro, el jefe supervisor de la policía e instructor de cadetes, tomó como decisión quitarle la reglamentaria a Sheppard e Irina por actuar fuera de servicio utilizando la pistola.

El mayor enemigo de Irina a estas alturas no era ninguna persona era el destino. Castro le retiró la reglamentaria en el peor momento pues al salir de la comisaría, Dave -el jefe de los moteros- volvió a ponerse en contacto con Irina para que solucionaran sus cuentas pendientes.

La foto que motivó la extorsión resultó no ser tan comprometedora, era una estrategia de Dave para saber detalles de la policía. La persona sobre la que pesaba la orden de búsqueda y captura resultó estar muerto. Dave les había estado utilizando en una jugada enfermiza y retorcida para satisfacer sus sádicos gustos.

Le había entregado la fotografía, pero también le entregó algo más perturbador, una bala con su inicial e información sobre su última víctima, ¿sería verdad que había disparado a Clayton?

Los moteros ya no suponían un problema, aunque esto podría ser una buena noticia, no duró mucho. Sherman y ella tuvieron su última conversación, se acabó y todo se volvió oscuro para Irina, su coraza se rompió en mil fragmentos, aunque solo ella podría recomponer sus trozos, necesitaba su pegamento, necesitaba a Koter a su lado.

Irina entró en depresión, consumía drogas con frecuencia y su apariencia no guardaba ni un lejano reflejo de lo que un día fue. Koter no quería ser partícipe de su degradación ni de su debacle, tuvo un accidente, quedó en coma y fue trasladado a un hospital de Canadá, su pronóstico era reservado. Logró salir del coma, le trasladaron de vuelta al hospital de la ciudad y allí, donde tantas veces habían entrado juntos con múltiples heridas por sus aventuras y habían salido vendados o cojeando, él no volvió a salir.

Hace muchos meses, cuando todo estaba bien, Sherman le regaló a Irina un cuchillo con sus iniciales para que pudiera defenderse si algún día estaba en problemas. En el observatorio Irina usó ese cuchillo estaba en problemas, todos sus pilares se habían ido y no sabía continuar sin ellos. Nunca más volvería a sentir la lluvia sobre su cuerpo.