Día 3: Traiciones y algo más

Fecha del directo: 9 de enero de 2022

Twitter: #Egoland2Nini

Resumen Youtube

Primer minuto y empezamos mal, me han robado mi arco y, encima, mis propios compañeros de equipo, tenemos al enemigo en casa ¬¬. Salvado este pequeño inconveniente me disponía a cumplir con mi planificación del día: lootear hasta que apareciera Carola para desquiciarle un poco e improvisar más tarde.

Según un popular neuromito necesitamos 21 días (504 horas) para adquirir un hábito, lo que la ciencia no sabe es que si te llamas Cristinini y eres streamer con menos de 21 horas ya adquieres el hábito de morir por culpa de un oso. Sí, otra vez he comenzado el día muriendo por culpa de los osos, de verdad, estoy harta, déjenme tranquila, todos los días lo mismo.

Un paseíto por el bosque me trajo un flechazo lanzado con nocturnidad y alevosía por un equipo muy familiar y con una dosis de traición incalculable, que sepáis que estáis en mi lista de enemigos, además de Silithur de quien todavía no me he vengado.

Inocente de mí pensé que con una traición ya tenía suficiente, pero no, las malas noticias nunca vienen solas y MissAndie y Kiko Rivera me contaron que ya habían iniciado la construcción del Bar Conyote sin mí. Las balas que recibí después por estar con un arma en zona segura, no era consciente de que llevaba el arco en la mano, me dolieron menos que esa noticia.

Mucho tiempo más tarde, recibimos en casa la visita del fantasma y, contra todo pronóstico, formamos una banda musical siguiendo su inspiración.

Pasado el tiempo de recreo, tocaba volver al propósito principal del Rust: matar, matar y a matar, y si puede ser al resto de jugadores y no a mí, mucho mejor. Para terminar el día, tuvimos que hacer una misión en la nieve que empezó en las inmediaciones con un poco de justicia poética, pude vengarme de un enemigo.

Un PVP en la oscuridad de la noche cambió el rumbo del desarrollo de la misión…

Día 4: Primer raideo, primer evento e inicio de la edad de piedra

Fecha del directo: 10 de enero de 2022

Twitter: #Egoland2Nini

Resumen Youtube

Tras un cierre de capítulo ayer por todo lo alto, hoy nos despertamos por todo lo bajo, nos han raideado la base inquebrantable. Todo lo que conseguimos en la petro no sirvió de nada, se llevaron todo menos el armario. Que no cunda el pánico, era el momento de un nuevo comienzo en un nuevo lugar y nos tocaba empezar por lo fundamental: recolectar madera, piedra y materiales básicos.

En plena recolecta me mató un jabalí, sin embargo, esta vez no me molestó porque cuando no te queda nada no tienes nada que perder (si quieres llegar a estas conclusiones de 3000 de IQ, suscríbete a mi canal de Twitch y compartiré un poco de mi cociente intelectual por ser Ninier).

Se me acumulan los enemigos y no sé por quién empezar, solo os diré que no hay dos asesinatos sin un tercero, espera, no era eso lo que quería escribir, mejor diré que tengáis cuidado por el sendero que pisáis.

A las 19:00 horas de España dio comienzo el primer evento de la serie: ‘Asedio al castillo’.

Nos dividieron en dos equipos (atacantes y defensores), en mi caso, me tocó en el equipo que defendía la base teniendo en cuenta solo tres premisas: dispara, mata y sobrevive. Para conseguir ganar contábamos con dos arcos, un tipo de mangual, una espada y muchas ganas de revancha. Entre mis bajas hubo muchos enemigos: Silithur, Xokas, Axozer, Karchez…De hecho, maté a tanta gente que quedé top 9 en el global de kills del evento.

¿Alguna vez habéis visto las películas de Naúfrago y Titanic a la vez? Gema y yo hicimos un crossover y no os recomiendo que mezcléis temáticas, o bien naufragáis en una isla o bien te quedas en un barco a la deriva, pero las dos opciones a la vez, nunca.

Terminamos el día con una metedura de pata épica, hoy empieza la era de piedra y yo la convertí en la era de las cenizas por culpa de un flechazo.

Día 5: Nueva casa, nueva vida

Fecha del directo: 11 de enero de 2022

Twitter: #Egoland2Nini

Comenzamos un nuevo día en Rust y ya quiero que salga mi propio safety car para irme a llorar, ¿por qué cada vez es más difícil? Antes me costaba subir de planta pero es que ahora, directamente, no puedo ni entrar en casa y cuando lo consigo me cuesta salir.

Teníamos mucho material que podíamos reciclar, la planta de reciclaje estaba cerca y teníamos poco margen de maniobra para desviarnos del propósito…mentira. Os dejo una imagen para que podáis intuir el contexto.

Si volver a casa te da ansiedad en el bar encontrarás felicidad. Dejamos rápido el material reciclado donde pudimos en casa y pusimos rumbo al Bar Conyote. No queríamos llegar de cualquier forma, queríamos llegar en coche, solo necesitábamos colocar las piezas requeridas en el coche abandonado.

Al recuento de muertes y al de kills podemos añadir un tercer contador cuando estemos de aventura, uno que vaya sumando las veces que soy abandonada por un vehículo (barca o coche), de momento, llevo 3.

Además del coche, ahora podíamos llegar con el complemento perfecto, la pistola de agua, muchas gracias diosito te prometo que utilizaré la pistola con buenas intenciones.

¡Llegamos al Bar Conyote, es hora de ayudar a decorarlo y anunciarlo! Preparaos porque se viene la fiesta de inauguración oficial dentro de muy poco.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.