¡Buenas!

Como os dije hace poquito hemos retomado las clases de ajedrez y quiero que aprendamos en comunidad, desde la persona que acaba de llegar hasta quien tenga más habilidad jugando.

Si es la primera vez que tienes contacto con el ajedrez, no te preocupes, haré de anfitriona para presentarte el tablero y las piezas. Primera aclaración que debes tener en cuenta: en ajedrez hablamos de piezas o figuras y no de fichas. Cada vez que dices ficha, un animalito desprotegido llora con mucho dolor.

Aprovecho para aclarar también que se dice cociente intelectual y no coeficiente intelectual, en esta ocasión quien sufre mucho es la ciencia en general y recordad que no lo digo yo, lo dice… (termina la frase).

Todas las piezas se colocan sobre un tablero de 8×8 con casillas de dos colores diferentes, en estos ejemplos usaré un tablero con casillas blancas y negras o en dos tonos de verde.

Cada pieza tiene un valor -ya explicaremos más adelante la importancia de esto- y aunque pudiera parecer que la pieza con mayor valor numérico es el rey, no lo es, la dama tiene el mayor valor numérico en ajedrez.

Ahora que ya conocemos dónde se juega y cómo se llaman las piezas, debemos conocer cómo colocarlas.

En la primera fila se colocan en los dos extremos las torres, a su lado los caballos seguidos de los alfiles, en el carril central izquierdo la dama y en la casilla restante, el rey. Si te fijas, la dama blanca se sitúa en una casilla blanca y la dama negra en una casilla sombreada.

Los peones se colocan en la fila número 2 si juegas con blancas y en la fila número 7 si juegas con negras.

Ya deberías tener tu tablero listo para empezar a jugar, ¿sabes cómo se mueven las piezas? Me imagino que si acabas de empezar tendrás alguna duda al respecto, no te preocupes, se admiten preguntas y te las voy a resolver.

Vamos a empezar por saber cómo se mueve la pieza con mayor valor numérico, espero que hayas respondido que es la dama, de no haber sido así, vuelve a leer el comienzo del artículo.

La dama es la pieza polivalente de tu equipo, puede moverse en cualquier dirección y tantas casillas como necesite.

Lo único que no puede hacer es pasar por encima de otra pieza que esté en el tablero. Por ejemplo, en la imagen donde la dama está en A4, no podría pasar por encima de la torre para llegar a A1

En segundo lugar: el movimiento de la torre. Es sencillo, solo se mueve en línea recta.

En tercer lugar: el alfil. Continuamos con otra pieza cuyo movimiento se produce en línea diagonal y recto. Otra característica de esta pieza es que el alfil que comienza en la casilla blanca solo podrá moverse por las casillas diagonales en blanco y lo mismo en el caso del alfil que comienza en la casilla sombreada.

Tus dos alfiles nunca podrán estar en la misma diagonal.

En cuarto lugar: el caballo. El movimiento de esta pieza es diferencial respecto de los vistos hasta ahora porque no se mueve en línea recta, de hecho, es la única que no se mueve en línea recta. El caballo se mueve en la misma dirección dos casilla y una casilla en otra dirección, dibujando una letra ‘L’ en el tablero. Otro aspecto diferencial del caballo es que sí puede saltar por encima de otras piezas.

En quinto lugar: el peón. ¿Alguna vez habéis tenido a alguien como docente que os ponga el problema, pero no os de la solución? Pues yo os pongo esta imagen y no os digo qué ha pasado, solo os digo que es la primera jugada de ambos peones. Pensad, y si queréis poned en los comentarios, la explicación. Os dejo como pista una flecha con el movimiento del peón blanco.

¿Cuál es la figura que falta? Efectivamente, el rey. He querido dejar para el final a la pieza central de la partida porque es el motivo por el cual vamos a jugar. Ganas la partida en el momento en el que consigues atrapar, para ser puristas, dar jaque mate, al rey.

Como todo rey se desplaza con tranquilidad porque ya sabemos que, como dice un conocido refrán castellano, las cosas de palacio van despacio.

Primera lección del curso, superada. Ya sabemos dónde se juega ajedrez, cómo se llaman las piezas, cómo se colocan y cómo se mueven. Ahora queda lo más divertido: aprender a jugar.

Para ello, tendrás que esperar hasta la próxima lección.

¡Participad en los comentarios con vuestros consejos y dudas!

C.

2 comentarios
  1. l_subeketellevo_l
    l_subeketellevo_l Dice:

    Muy buen trabajo.
    Me gustaría darte la idea de añadir los tipos de anotación, tanto la descriptiva como la algebráica, para que aprendan a reproducir las partidas que encuentren en una revista o libro.

    También y si te apetece, intenta explicar la importancia del desarrollo y las casillas centrales.

    Si necesitas algo respecto al ajedrez, por aquí estaré.

    Un saludo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.